Residencia Machado
Residencia Machado

El Bohío

Es el asentamiento tradicional de los indígenas antillanos, y a pesar que los aborígenes cubanos ya han desaparecido, a día de hoy todavía se construyen al ser los habitáculos más apropiados para vivir en el campo y por ser compatible con el cálido clima.

La zona de Baracoa, presenta temperaturas muy altas y húmedas, acompañado de dos períodos de fuertes y constantes lluvias.  Es por eso que el bohío se construye con un techo muy inclinado, para conseguir que se escurra immediatamente el agua de lluvia que le cae encima, evitando filtraciones.  Este techo, hecho de hoja de palma, también permite que que el aire del interior se filtre hacia el exterior, consiguiendo refrescar el interior de la vivienda.

La peculiaridad de este techo reside en que si se corta el guano (la hoja seca de la palma) en la luna adecuada y el proceso de enramado se hace de forma correcta, puede llegar a durar hasta 40 años antes de tener que ser reparada.

De esta forma, el bohío resiste diluvios y ciclones, es más fresco que cualquier otra construcción y está construido con materias primas, renovables y abundantes en las zonas rurales.

@ Jordi Gaya Gallofré.