Residencia Machado
Residencia Machado

Las frutas de Baracoa

Quien visita Cuba por primera vez queda desbordado por la cantidad de frutas de las que nunca había oido hablar (zapote, anoncillo, guanábana, tamarindo, guayaba, guineo...), y igualmente desconcertado y gratamente sorprendido al probar el auténtico sabor de otras que creía conocer tras haberlas consumido en su país, después de ser recolectadas cuando todavía estaban verdes para así poder aguantar el largo viaje en barco de Centroamérica a Europa en cámaras frigoríficas (chirimoya, mango, maracuyá, papaya, piña, coco...).

Los desayunos y meriendas que ofrecemos en Residencia Machado están compuestos por frutas de nuestra finca de Sabanilla.  La fruta se recolecta cuando es su temporada y está lo suficientemente madura como para comérsela al día siguiente a más tardar, y se degusta por varios métodos;  a bocados tras arrancarla del árbol o planta, en jugo tras exprimirla, en batido después de procesarlas en las antiguas batidoras soviéticas que nunca se rompen, o en compota o mermelada para saborearlas con el pan.

Comer varias de estas frutas en cualquiera de su forma masticada o bebida es como tomar un cóctel de vitaminas que a la vez alimenta, sacia la sed y da la energia que en muchos de los calurosos días de Baracoa sustituye cualquier plato de comida.

@Jordi Gaya Gallofré